La misma vida pero con infinitas variables

24 03 2009

dsc_5849-small

Mucho se dice sobre lo que es la vida después de la muerte, comúnmente se piensa que al morir vamos un cielo si fuimos buenos o a un infierno si fuimos malos, o entre tanto permanecer en un purgatorio; también existe la creencia de la reencarnación, volver a nacer en una vida nueva de tal forma que se pudiese recorrer el tiempo desde hace cientos de años a través de varías existencias hasta alcanzar un nivel superior o como lo explicaba Gautama Buda “Una condición donde no hay tierra, ni agua, ni aire, ni luz, ni espacio, ni límites, ni tiempo sin límites, ni ningún tipo de ser, ni ideas, ni falta de ideas, ni este mundo, ni aquel mundo. No hay ni un levantarse, ni un fenecer, ni muerte, ni causa, ni efecto, ni cambio, ni detenimiento”…

Mientras tanto vamos viviendo nuestra vida sin tener la certeza de lo que nos espera en el más allá, y continuamos existiendo considerándonos dueños de nuestro propio destino, elegimos lo que creemos mejor para nosotros. La realidad es que los actos de los demás tienen influencia sobre nuestras vidas, causa y efecto, casualidad, causalidad, efecto mariposa; cuantas cosas dejamos de hacer por haber seleccionado una opción en nuestra vida, el famoso “que hubiera pasado si…” o el irrefutable “el hubiera no existe”, si hace 10 años hubiéramos tomado otra decisión seguramente nuestra vida sería muy diferente.

Por eso es que aquellas cuestiones de viajar en el tiempo siempre nos han interesado tanto, más que como una fantasía de mayores, como una oportunidad de corregir los errores que hemos cometido a lo largo de nuestra vida…

¿Qué pasaría si estas tres cuestiones, lo que hay después de la muerte, las variantes del destino y la posibilidad de viajar de un tiempo a otro se complementarán…?

Si al encontrarnos con la muerte en lugar de ir a un lugar cerca de dios o tal vez completamente lejano, pudiéramos transmigrar hacia el mismo instante en que nacimos, reencarnar en el mismo ser que fuimos y renacer en la misma vida que recién se extinguió con nuestro último suspiro, tendríamos la oportunidad de explorar una variante distinta en cada vida, todo mundo dice: “si tuviera la oportunidad de vivir otra vez mi vida, lo haría todo igual”, pero si fuera posible haríamos cosas distintas, incluso sin estar por completo conscientes de lo que estaríamos haciendo diferente, las cosas que suceden en la vida no suceden porque nosotros como dueños de nuestro destino así lo hayamos decidido del todo, además de la influencia del resto de los mortales en nuestras vidas también influye nuestra actitud, sin decir una palabra, sin mover un sólo dedo, nuestra actitud define uno u otro resultado en nuestro destino, sería imposible vivir una vida exactamente igual a otra, siempre habría variantes como en los universos paralelos, nosotros tenemos la capacidad no sólo de cambiar nuestras vidas, sino también la de los demás, y por supuesto los demás también tienen el mismo efecto, con algo tan simple como una palabra o una actitud.

Sería maravilloso poder vivir la vida de muchas formas, en combinaciones sin fin, morir y nacer siendo la misma persona, pero si tuviésemos el conocimiento de que se puede empezar de cero, seguro aumentaría el promedio de suicidios en este mundo y no estaríamos pendientes intentado evitar el acto de morir, sin embargo resulta interesante la idea de modificar pequeñas cosas que al final nos traerían grandes cambios: “El aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo”, podría poner ejemplos, pero estos, se los imagina cada quien aplicándolos a su propia vida, no conocer a ciertas personas, tener un acercamiento a alguien con quien la relación no creció por falta de decisión nuestra, etc.

Se podría ser feliz un número infinito de veces y de muchas formas distintas, tomando la decisión que se tomé, siendo afectados por las decisiones de los demás, volviendo a repetir lo ya vivido con algún ligero cambio, similar al Déjà vu que todos hemos experimentado, quizás ese seria un indicio de que ya hemos vivido esta vida, uno nunca sabe, todo es posible.

Y aunque sería la misma vida, cada una, todas, serían una vida completamente diferentes.





La paradoja de la contradicción

9 10 2008

La vida parece estar llena de contradicciones, cuando uno se esfuerza por mantener algo hermoso cerca en la vida propia, lo que uno hace parece causar un efecto contrario, es como aquello de que cuando uno busca algo no lo encuentra por ninguna parte y cuando uno busca luego otra cosa después… finalmente se encuentra aquello que para entonces ya no se necesita.

Mi caso: hace algún tiempo conoci a alguien especial, yo ya estába casado, con dos hijos y una vida hecha, ella, con menos años que yo y con varios pretendientes. Su cercania era suficiente para hacerme feliz, estar a su lado, junto a ella, asi que me esforce por mantener una buena amistad con ese ángel luminoso, conciente de que cualquier cosa más allá era improbable… pero bajo otras circunstancia y gracias a otro u otras personas, después de varios meses todo termino.

Hay un par de canciones que describen maravillosamente esta situación, la primera de Ricardo Arjona, El problema, de como uno quisiera deshacerse de aquello que lo atormenta, algo que jamás ha tenido…

Y la otra de Howard Jones, No One Is To Blame, muy de vez en cuando uno quiere a alguien, y ese alguien lo quiere a uno pero nadie se atreve a nada, de eso estan hechos los amores platonicos.

El problema – Ricardo Arjona

El problema no fue hallarte
El problema es olvidarte
El problema no es tu ausencia
El problema es que te espero
El problema no es problema
El problema es que me duele
El problema no es que mientas
El problema es que te creo

El problema no es que juegues
El problema es que es conmigo
Si me gustaste por ser libre
Quien soy yo para cambiarte
Si me quedé queriendo solo
Como hacer para obligarte
El problema no es quererte
Es que tu no sientas lo mismo

Y como deshacerme de ti si no te tengo
Como alejarme de ti si estas tan lejos
Como encontrarle una pestaña a lo que nunca tuvo ojos
Como encontrarle plataformas a lo que siempre fue un barranco
Como encontrar en la alacena los besos que no me diste
Y como deshacerme de ti si no te tengo
Como alejarme de ti si estas tan lejos
Y es que el problema no es cambiarte
El problema es que no quiero

El problema no es que duela
El problema es que me gusta
El problema no es el daño
El problema son las huellas
El problema no es lo que haces
El problema es que lo olvido
El problema no es que digas
El problema es lo que callas

Y como deshacerme de ti si no te tengo
Como alejarme de ti si estas tan lejos
El problema no fue hallarte
El problema es olvidarte
El problema no es que mientas
El problema es que te creo
El problema no es cambiarte
El problema es que no quiero
El problema no es quererte
Es que tu no sientas lo mismo
El problema no es que juegues
El problema es que es conmigo

No one is to blame – Howard Jones

You can look at the menu but you just cant eat
You can feel the cushions but you cant have a seat
You can dip your foot in the pool but you cant have a swim
You can feel the punishment but you cant commit the sin

And you want her and she wants you
We want everyone
And you want her and she wants you
No one, no one, no one ever is to blame

You can build a mansion but you just can’t live in it
You’re the fastest runner but you’re not allowed to win
Some break the rules
And live to count the cost
The insecurity is the thing that won’t get lost

And you want her and she wants you
We want everyone
And you want her and she wants you
No one, no one, no one ever is to blame

You can see the summit but you can’t reach it
Its the last piece of the puzzle but you just can’t make it fit
Doctor says youre cured but you still feel the pain
Aspirations in the clouds but your hopes go down the drain

And you want her and she wants you
We want everyone
And you want her and she wants you
No one, no one, no one ever is to blame
No one ever is to blame
No one ever is to blame

Traducción:

Puedes ver el menú, pero simplemente no puedes comer
Puedes sentir la cojines, pero no puedes tener un asiento
Puedes meter un pie en la piscina, pero no puedes nadar
Puedes sentir el castigo, pero no puedes cometer el pecado

Y la quieres y ella te quiere
Todos queremos
Y la quieres y ella te quiere
Nadie, nadie, nadie tiene la culpa

Puedes construir una mansión, pero no puedes vivir en ella
Eres el corredor más rápido pero no tienes permitido ganar
Algunos rompen las reglas
Y viven para contar el costo
La inseguridad es una cosa que no se perderá

Y la quieres y ella te quiere
Todos queremos
Y la quieres y ella te quiere
Nadie, nadie, nadie tiene la culpa

Puedes ver la cumbre, pero no puedes llegar
Es la última pieza del rompecabezas, pero sencillamente no puedes hacer que encaje
El doctor dice que estás curado, pero tú todavía sientes el dolor
Aspiraciones hasta las nubes, pero tus esperanzas van por el desagüe

Y la quieres y ella te quiere
Todos queremos
Y la quieres y ella te quiere
Nadie, nadie, nadie tiene la culpa
Nadie tiene la culpa
Nadie tiene la culpa