I Want My iPod

29 09 2009

ipod-touch
Durante los años 80’s el lema “I Want My MTV” se incrusto en el subconsciente de todo adolescente que disfrutara del New Wave, más que nada en parte a la canción Money For Nothing de Dire Straits, MTV existía pero no todos teníamos acceso a él, pero era algo que queríamos conocer.

Tuve la fortuna de asomarme en algunas ocasiones a ese canal gracias al cable que tenían donde trabajaba mi madre, incluso pude ver partes del concierto Live Aid en vivo…

Desgraciadamente hoy MTV no es lo que era en aquellos años y para los nostálgicos nos queda VH1 Classic, pero estos, son otros tiempos.

Hoy por hoy, sin distinción de edades, todos quieren un iPod, y los que no lo quieren, ya lo tienen; en lo personal, me estoy reservando para mi iPod Touch de 32 gigas, en algún tiempo me hubiera conformado con un iPhone pero bueno, hay que ser realistas, traer un aparato de esos en la ciudad de México, es como ponerse un letrero que diga: “asaltame” cada vez que uno conteste una llamada en la calle.

Pero eso no es todo, el Universal publico un articulo donde se dice que comprar iPod en DF exige 95 horas de trabajo; en NY, 9.

“Un habitante de la Ciudad de México necesita trabajar un promedio de casi 12 días para poder comprar un reproductor iPod nano, mientras que en urbes como Nueva York, Zurich, Sydney o Dublín apenas necesitaría de entre 9 y 10 horas”.

“Los resultados arrojaron que, por ejemplo, un trabajador que gana el salario promedio en Nueva York, Zurich, Los Ángeles, Sydney, Dublín, Ginebra y Luxemburgo necesitaría trabajar como máximo 10 horas para comprar el reproductor de Apple con capacidad de 8 GB.

En contraste, con los sueldos promedios que se pagan en Nairobi y Mumbai un asalariado necesitaría de 160 y 177 horas, respectivamente, para adquirir el mismo producto.

De la tabla que muestra los resultados en 73 de las ciudades más importantes del mundo, el Distrito Federal se ubicó en el lugar 66, donde un trabajador tendría que laborar un promedio de 95 horas, es decir, casi 12 jornadas de 8 horas para comprar el iPod nano de Apple.

Otras de las ciudades que se encuentran por debajo del DF son Caracas, Buenos Aires, El Cairo, Delhi y Manila, mientras que en los primeros lugares están, además de las ya mencionadas, Miami, Montreal, Oslo, Toronto, Copenhague, Londres y Estocolmo, todas con promedios de 11 horas o menos”.

Definitivamente vale la pena tener que trabajar y trabajar para hacerse de su MTV personal dentro del iPod, mientras tanto hay que seguir alimentando la biblioteca del iTunes con mucha música y vídeos en lo que se llega el gran día.





Yo fui testigo de cuatro diferentes eras

21 04 2009

Tuve la suerte como tantos otros de vivir cuatro eras diferentes, la de los LP´s, la de los KCT´s, la de los CD´s y por supuesto la de los MP3.

Mi primer sueldo por ahí de los 14 o 15 años en los 80´s fue para comprar mi primer disco y así cada sábado después de cobrar me iba directo a una tienda de discos a escoger el Lp que yo quisiera.

Recuerdo que en los 70´s mi hermano mayor tenia una especie de portafolio gris que al abrirlo era ni más ni menos que una tornamesa, obviamente a pesar de poderse transportar con tanta facilidad tenia la desventaja de que no podría ser usado en cualquier sitio, por ejemplo en el camión, no recuerdo pero seguro usaba en todo caso aquellas enormes pilas tipo A, a pesar de ello seguramente brincaría la aguja en cada tope; fue hasta la llegada de los famosos Walkman cuando todos pudimos transportar nuestra música, llevándola a donde fuera, para los viajes en camión estaban las grabadoras, no todos teníamos una de esas pero definitivamente llevábamos cassettes para que el propietario de la grabadora nos hiciera el favor de ponerlo.

Los discos y los cassettes se complementaban maravillosamente gracias a la posibilidad de poder grabar una cinta con las mejores canciones de nuestra colección de long plays o simplemente con nuestras favoritas; por desgracia la calidad de las cintas no era buena y entre el scratch de los discos y el hiss de los kcts más las ralladuras en los primeros y las cintas enredadas en las reproductoras de los segundos, les proporcionaban un tiempo de vida en ocaciones muy corto.

Durante muchos años en las tiendas de discos convivieron los Lps y los cassettes, la belleza del arte en las portadas no los dejaba desaparecer, hasta que ambos perdieron la batalla ante las enormes ventajas de los Cds, un formato de mejor calidad y de mayor capacidad, además de una gran durabilidad, los nostálgicos insisten en que prefieren el sonido de los Lps, por lo que aún hoy se pueden obtener ediciones en vinilo y hasta más caras que en Cd, un autentico lujo.

Sin embargo desde hace algunos años aparecería un nuevo formato que superaría todas las expectativas, uno sin forma, etéreo, por definirlo de alguna forma, el Mp3…

Y ahora tenemos la posibilidad de reproducir un promedio de 250 canciones en un pequeño reproductor de 1 Gyga, o en un diminuto Memory Stick para nuestro celular, sin scratch ni hiss, las que nosotros elijamos.

Antes grabar de un disco a un cassette tomaba el tiempo real de cada canción a grabar, hoy pasar una canción de un Cd a nuestra computadora es cuestión de segundos, igual que de celular a celular vía Bluetooth, manteniendo la calidad del audio.

El Mp3 carece de la posibilidad de ser identificado físicamente a diferencia de los Lps, los Kcts y los Cds, de hecho, yo diría que el Mp3 es la esencia, el alma y espíritu de la música.





Reseña de uno que no fue

17 03 2009

Kraftwerk

Estoy decepcionado porque a pesar de la cantidad de información que tenemos disponible, en ocasiones ni nos enteramos de aquellas cosas que son importantes para nosotros. Así justo ayer me entere que antier en el concierto que dio Radiohead en el Foro Sol,  aca en el D.F., quien abrio fue ni más ni menos que Kraftwerk.

Absurdo!, no?.

Radiohead esta en mi lista de los 25 mejores grupos (junto a Kraftwerk por supuesto, U2, Depeche Mode, Queen, Nirvana, R.E.M., The Cure, Duran Duran, y Coldplay entre otros), los descubrí con su Creep del Pablo´s Honey, después de ese primer disco fui perdiendo el interés en ellos hasta que escuché No Surprises del OK Computer, luego Kid A y en fin, lo malo de que a uno le gusten tantos es que la situación economica no da para ir a todos los conciertos que uno quisiera, además de que en este caso en particular terminaron por agotarse todos los boletos y en la reventa se podían conseguir hasta en $3,500.00, malditos revendedores y maldita crisis.

Me lamenté mucho no estar ahí, más por Kraftwerk, pero ya más tranquilo pienso en eso de estar en un concierto junto a otros 55 mil, tratando de ver por encima de las cabezas de los que están enfrente, sin contar que el Foro Sol suele tener problemas con el audio (nada como el Auditorio Nacional), recuerdo que en el concierto de Depeche Mode en el 2006 ahí mismo el estar al frente no me garantizó disfrutar al 100%.

En cambio, el concierto que más he disfrutado fue justamente el de Kraftwerk en la Carpa Forma a finales del 2004, era un lugar pequeño pero que fue suficiente para los pocos mortales que nos encontrábamos ahí esa noche, ante los padres de la música electronica.

Afortunados los que en el concierto de Radiohead tuvieron la oportunidad de contemplarlos y escucharlos, incluso aquellos que ni siquiera sabían de quien se trataba.

Al menos, nos queda a los que no estuvimos ni ayer, ni antier, los vídeos que han subido a YouTube.





El Rey del pop a sus 50 años

29 08 2008

Hace 50 años nacío Michael Jackson y con motivo de su aniversario circula en la red esta imágen recreada digitalmente con la que se muestra como seria en realidad en estos días, claro, eso si no hubiese engordado, tomando en cuenta que Joseph Jackson, su padre, es más bien gordo.

Y con toda su excentricidad seguramente quisiera modificar su edad, pero eso si es imposible, podra tal vez volver a operarse el rostro intentando parecerse al Michael Jackson de la epoca de Thriller y aún asi, el exito de esos tiempos no volverá. Como tampoco regresarian sus propiedades si las vendierá para saldar sus deudas o pagar las demandas.

Su talento se enturbío bajo controversía, todo aquello fuera del ambito musical, bastante sabido y que no vale la pena mencionar. Lo bueno, es que aquello que aportó, lo mejor de él, su música, permanecerá, prevalecerá y será siempre una referencia.

Hace 25 años sonaba Thriller, el disco más vendido de la historia, con más de cien millones de copias en todo el mundo, ocho Grammys y casi 60 discos de platino… completamente revolucionario y el que le dió el titulo de Rey del Pop.

Despúes de que su fama llegará en el 82 a ese nivel espeluznante (Thriller), en el 87 el exito obtenido decreció a un nivel ligeramente malo (Bad), y ya en el 91 el resultado al sopesarlo con los dos trabajos anteriores se aproximaba a otro nivel un tanto peligroso (Dangerous). Sin embargo esta trilogia memorable a pesar de las bajas represento excelentes ventas con un Michael Jackson que siguió convocando a grandes multitudes.





María Gabriela Epumer

1 08 2008

De continuar en nuestra misma dimensión habria cumplido un año más este 1 de agosto, pero ahora se encuentra en otro plano existencial.

María Gabriela Epumer, A1, Chipi Chipi, Miss Say No More, Señorita Corazón, Mapu, entre sus canciones preferidas contaba “Del ’63” de Fito Páez, ambos nacierón el mismo año, él en Rosario y ella en Buenos Aires, decendiente de ancestros mapuches, estudió piano y danza clásica, a  los diez años comenzó a estudiar guitarra.

Su abuelo Juan Epumer fue guitarrista del cantante de tangos Agustín Magaldi, su hermano Lito Epumer integró Spinetta Jade, luego formó Madre Atómica junto al Mono Fontana y Pedro Aznar y aún continua con una carrera solista, su tía Celeste Carballo es una de las pocas cantantes argentinas de gran renombre.

A los 16 años se integró la banda de María Rosa Yorio (quien fuera esposa de Charly Garcia), grabando el disco Con los ojos cerrados y tocando en sus shows en vivo; en 1982 formó Rouge, primer banda Argentina de rock integrada por mujeres, tocaban covers en inglés de música de los 60’s, María Gabriela se encargaba de la guitarra y Andrea Álvarez de la percusión, posteriormente, reemplazando a la anterior bajista ingresó por sugerencia de María Gabriela una amiga con la que solia tocar a los 13 años, Claudia Sinesi; esta alineación más Claudia Ruffinatti, quien originalmente integraria Rouge, y Mavy Díaz, conformarian Viuda e Hijas de Roque Enroll, una banda que se convirtió en un hito de la historia del rock argentino (formalmente la primer banda argentina de rock integrada por mujeres con un enorme exito), causando una gran conmoción entre 1983 y 1988; en el 89 forma con Claudia Sinesi Maleta de Loca después de disolver a Las Viudas un año antes, el proyecto no tracendió más alla de la edición de un LP del mismo nombre, debido a la situación economica que para 1993 se ponía peor; María Gabriela formó Las Chicas junto Floppy Bernaudo, su prima, Laura Casarino, ambas ex-integrantes de Los Twist, Laura Gómez Palma, bajista de Man Ray y Marcela Chediack.

Durante todos esos años participó con autenticos grandes entre ellos Fito Páez, Luis Alberto Spinetta… sólo faltaba el gran genio.

En una presentación con Las Chicas Charly García felicitó a María Gabriela, él era amigo de Laura Casarino, aquel encuentro sirvió para que ella pasará a ser la guitarrista de Charly, cuenta Epumer que: “después del show, nos vino a saludar al camarín y nos quedamos hablando. Me dijo que tenia una gira, pero que no quería probar guitarrista porque estaba harto de eso e iba a ir sin guitarrista. Y yo que soy re tímida, no se como le dije: “pero llévame a mi”, cargándolo, tipo una broma. Y entonces me miro y me dijo: “que, ¿vos te animas?”. Y yo le conteste: “obvio que si”. Me hice mas la canchera, pero desde la timidez que tenia. Y, me dijo: “bueno déjame pensarlo”… Entonces a la semana (por intermedio de Laura, que era la cantante de Las Chicas y amiga de Charly), consiguió mi teléfono. Fui a la sala de ensayo y, desde ahí empezamos a tocar”. Cuando María Gabriela tenía apenas nueve años conoció a Charly: “Yo seguía mucho a Madre Atómica, que era el grupo que tenían mi hermano, el Mono Fontana y Pedro Aznar. En uno de esos recitales, cuando Madre Atómica tocó junto a Sui Generis, fue la primera vez que lo vi a Charly. Recuerdo que después de la prueba de sonido, él iba caminando por el borde del escenario, pisa mal y se cae. Y a mí me quedó grabado. ‘¿Quién es este tipo alto, de pelo largo, tan despistado?’, me preguntaba”. Entre 1994 y 1995, grabó con Charly García La hija de la lágrima, Cassandra Lange y Hello, un show unplugged.

Ese año conoció a Robert Fripp, guitarrista de King Crimson, y tomó con él un seminario que incluyó varias presentaciones por la Argentina, con Los Gauchos Alemanes y al concluir la gira en Buenos Aires, Fripp subió al escenario para compartir el show de cierre; también participó produciendo, componiendo, tocando y cantando en el proyecto Montecarlo Jazz Ensamble junto a Fernando Samalea y más de cincuenta músicos argentinos de diferentes estilos, quienes grabarón dos álbumes con el mismo nombre a beneficio de la Comunidad Aborigen Argentina; a finales del 95 se reunierón nuevamente Viuda e Hijas de Roque en Roll con un gran éxito, tocaron en The Roxy y grabaron un disco en vivo.

Formó A1 (un sobrenombre con el que Charly solia llamarla), los integrantes del grupo eran Matías Mango en los teclados, Miguel Bassi en el bajo y Demián Cantilo en la batería, al año siguiente, entre abril y julio de 1997, con el apoyo de un sello independiente graban Señorita Corazón producido por Tweety González, y como músico invitado, Eric Schermerhorn, guitarrista de The The, Iggy Pop y Tin Machine, grupo en el que paso una temporada de su carrera David Bowie a principio de los 90’s.

Tras realizar varias presentaciones con su proyecto culmina con una destacada actuación en el concierto Buenos Aires Vivo III, organizado por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, ante unas 30.000 personas.

En 1999 comienza las preproducción de Perfume, ya no como A1, ahora como María Gabriela Epumer, grabado entre agosto y noviembre, este estupendo CD vió la luz ya en el año 2000 y conto con la colaboración de Fito Páez en Espero que el sol salga, Robert Fripp en Introducción (previa a Quiero estar entre tus cosas) y Charly García en Ah! te vi entre las luces, además de mucha gente más. Su grupo base para la realización del disco como para los conciertos era Chistian Basso en el bajo, Fernando Kabusacki en la guitarra y Martín Millán en la batería. Las presentaciones para promover este trabajo incluyeron una en el Luna Park abriendoles a Blur y otra más compartiendo ecenario con Sonic Youth y Seann Lennon en el Club Hipico de Buenos Aires.

En el 2001 participó en el Festival Femina Rock que reunio a grandes y talentosas mujeres como Amaral de España, Aterciopelados de Colombia, Julieta Venegas de México y María Gabriela Epumer de Argentina, por supuesto, en una gira por varios paises.

En noviembre del 2001 editó Pocketpop, un mini CD que incluia dos temas, Día de amor y Despacio, más un juego interactivo donde el principal personaje es Mapu. Este EP venia dentro de una lata de betún, un objeto de colección dificil de conseguir hoy en día.

Toda esta trayectoria en plan de solista no le impidio continuar a lado de Charly García como integrante de su grupo, en el 96 participó notablemente en el extraordinario Say no more, continuo con El Aguante del 98, después en el CD que recoge la esencia del concierto gratuito que Charly Garcia dió en Puerto Madero, Demasiado ego, grabado en vivo el 29 de febrero de 1999 en el festival de rock Buenos Aires Vivo 3 ante unas 250.000 personas, luego el magnifico Sinfonía para Adolescentes del 2000 con el dueto García-Mestre: Sui Generis y su consecuencia logica, Si del 2001, con los shows de Boca y Parque Sarmiento en Argentina, hasta llegar al Influencia del 2002 de Charly.

En enero del 2003 sale The Compilady, una recopilación de sus anteriores trabajos que incluye nuevas versiones, remixes, versiones en vivo y seis videos.

El 30 de junio de ese año en el Hospital Francés de Buenos Aires encuentra la muerte. Tenía 39 años. Las causas de su deceso no son del todo aclaradas, los médicos que la atendieron dijeron que llegó al hospital con un paro cardiorrespiratorio y pese a realizarle tareas de reanimación, su corazón no respondió. Su muerte fue calificada como “dudosa”. Según se supo, Epumer habría sufrido problemas respiratorios en los últimos días, llegó de una gira por la provincia de La Pampa y Mar del Plata con ese cuadro de salud, fue a hacerse ver y murió.

 Los restos de María Gabriela Epumer fueron inhumados dos días despues en el Cementerio de la Chacarita y depositados en el Panteón de Sadaic en el cementerio de la Capital Federal, luego de haber sido velados en la casa mortuoria de Acevedo al 1100.

En el 2006 Sony-BMG edita un compilado llamado Homenaje a María Gabriela Epumer, ironicamente es el único material no independiente de su carrera, tal vez si las transnacionales se hubieran fijado en ella en vida, seguramente habria mucho más música de María Gabriela Epumer girando por el mundo. De cualquier forma, lo que nos dejó ha sido suficiente para que no podamos olvidarnos de ella… y para que aquellos que no la conocen aún, la descubran y se enamoren de sus canciones y de su voz.