I Want My iPod

29 09 2009

ipod-touch
Durante los años 80’s el lema “I Want My MTV” se incrusto en el subconsciente de todo adolescente que disfrutara del New Wave, más que nada en parte a la canción Money For Nothing de Dire Straits, MTV existía pero no todos teníamos acceso a él, pero era algo que queríamos conocer.

Tuve la fortuna de asomarme en algunas ocasiones a ese canal gracias al cable que tenían donde trabajaba mi madre, incluso pude ver partes del concierto Live Aid en vivo…

Desgraciadamente hoy MTV no es lo que era en aquellos años y para los nostálgicos nos queda VH1 Classic, pero estos, son otros tiempos.

Hoy por hoy, sin distinción de edades, todos quieren un iPod, y los que no lo quieren, ya lo tienen; en lo personal, me estoy reservando para mi iPod Touch de 32 gigas, en algún tiempo me hubiera conformado con un iPhone pero bueno, hay que ser realistas, traer un aparato de esos en la ciudad de México, es como ponerse un letrero que diga: “asaltame” cada vez que uno conteste una llamada en la calle.

Pero eso no es todo, el Universal publico un articulo donde se dice que comprar iPod en DF exige 95 horas de trabajo; en NY, 9.

“Un habitante de la Ciudad de México necesita trabajar un promedio de casi 12 días para poder comprar un reproductor iPod nano, mientras que en urbes como Nueva York, Zurich, Sydney o Dublín apenas necesitaría de entre 9 y 10 horas”.

“Los resultados arrojaron que, por ejemplo, un trabajador que gana el salario promedio en Nueva York, Zurich, Los Ángeles, Sydney, Dublín, Ginebra y Luxemburgo necesitaría trabajar como máximo 10 horas para comprar el reproductor de Apple con capacidad de 8 GB.

En contraste, con los sueldos promedios que se pagan en Nairobi y Mumbai un asalariado necesitaría de 160 y 177 horas, respectivamente, para adquirir el mismo producto.

De la tabla que muestra los resultados en 73 de las ciudades más importantes del mundo, el Distrito Federal se ubicó en el lugar 66, donde un trabajador tendría que laborar un promedio de 95 horas, es decir, casi 12 jornadas de 8 horas para comprar el iPod nano de Apple.

Otras de las ciudades que se encuentran por debajo del DF son Caracas, Buenos Aires, El Cairo, Delhi y Manila, mientras que en los primeros lugares están, además de las ya mencionadas, Miami, Montreal, Oslo, Toronto, Copenhague, Londres y Estocolmo, todas con promedios de 11 horas o menos”.

Definitivamente vale la pena tener que trabajar y trabajar para hacerse de su MTV personal dentro del iPod, mientras tanto hay que seguir alimentando la biblioteca del iTunes con mucha música y vídeos en lo que se llega el gran día.

Anuncios




La Generación X

3 10 2008

Según la Wikipedia, la Generación X considera rangos que van del año 1965 hasta el de 1984 pero aclara que se debaten las fechas exactas que definen a esta generación, en terminos generales suele afirmarse que la Generación X va del año 65 al 75, aunque también hay quienes lo llevan hasta el 81.

Crecimos viendo caricaturas inmersos en la fantasia de la televisión, la gran mayoria hijos de Baby Boomers (esto en referencia de aquellos nacidos en tiempos de gran crecimiento poblacional), entrando a los 80’s nuevamente la televisión pero ahora con MTV como protagonista acercandonos música en video, New Wave, Rock Pesado ligeramente empapado de la esencia del Pop, siendo jovenes con menos manifestaciones ideologicas que la generación anterior, pero con la misma rebeldía de todas las otras generaciones.

Sumando a todo esto, la cinematografía ochentera con Los Gremlins, Poltergeist, Amadeus, Los Cazafantasmas, Footloose, Flashdance, Top Gun, las peliculas de Molly Ringwald…

Además del gran descubrimiento de esa generación: los videojuegos desde su forma más primitiva, el Pong y el Breakout, hasta llegar al Pac Man y al Mario Bros, pasando por Space Invaders, Asteroids y Galaxian, entre otros, al principio por medio de las consolas que habia en los establecimientos y después con el Atari.

Ya después del cubo de Rubik, el walkman y todas aquellas cosas que ocupaban nuestro tiempo en los 80’s, llegaron los 90’s con un sonido nuevo llamado Grunge, con Nirvana como principal representante, junto a Pearl Jam, Soundgarden, Pixies y Sonic Youth.

A continuación DIEZ DIFERENCIAS GENERACIONALES que circulan por la red:

Estas son, de acuerdo con los expertos, diez diferencias específicas de mentalidad:

1. Colaboran más.

“Los integrantes de la generación “X” son más colaboradores. Se toman el trabajo de equipo en serio. Los miembros de la generación “X” crecieron con la idea del equipo, y les gusta”. En cambio, en el caso de los ejecutivos tradicionales el concepto de trabajo en equipo se introdujo cuando muchos de ellos ya tenían algunos años inmersos en la empresa. Algunos todavía manifiestan reticencias en cuanto al valor del trabajo en equipo.

2. Dan menos valor a las jerarquías.

Por lo tanto se debe tratar a los miembros de generación “X” como iguales, no como subordinados. Es necesario incluir a los miembros de la generación “X” en el proceso de aprendizaje. Si un instructor le da una orden a un ejecutivo tradicional, probablemente la lleve a cabo. En cambio, es muy posible que el de la generación “X” no lo haga hasta que esté convencido de que es lo correcto.

3. Son más altruistas.

Los miembros de la generación “X” ingresan a las empresas y aceptan participar en proyectos laborales por razones más altruistas que los ejecutivos tradicionales. No consideran que el estatus está necesariamente vinculado con el éxito y la felicidad.

4. Se sienten más a gusto trabajando al lado de mujeres que los ejecutivos tradicionales.

Esta es la primera generación en la cual tanto hombres como mujeres no tienen ninguna preferencia por tener un jefe hombre o mujer.

5. Son más hábiles para la administración.

Más miembros de la generación “X” han estudiado administración formalmente, y tienen un enfoque más profesional que el que tenían los ejecutivos tradicionales a la misma edad”. A diferencia, los ejecutivos tradicionales terminaban en puestos directivos sin ninguna capacitación.

6. Son la generación de la informática.

Las computadoras siempre han formado parte de su vida, y las manejan mucho mejor que los ejecutivos tradicionales. Los “X” son la primera generación de la informática”.

7. Insisten en equilibrar la vida y el trabajo.

Para un miembro de la generación “X” esto es de suma importancia y generalmente valoran mucho el tener y disfrutar una vida independiente del trabajo.

8. Tienen diferentes estilos de comunicación.

Los ejecutivos tradicionales son poco asertivos y tienen un estilo de comunicación mucho más “diplomático” para hablar, incluso cuando se dirigen a sus compañeros de curso son más indirectos; los de la generación “X” tienden a ser más abiertos y directos.

9. Son menos leales.

Si la lealtad se define como la disposición a quedarse en una compañía en las buenas y en las malas, los miembros de la generación “X” no pasan la prueba. Siempre están listos para cambiarse al próximo trabajo, ya que tienen más confianza en sí mismos que los ejecutivos tradicionales. Cuando un trabajo ha dejado de ser satisfactorio desde el punto de vista creativo, intelectual, emocional o económico, no tienen miedo en actualizar su curriculum e ir en busca de un nuevo empleo. Los miembros de la generación “X” son leales a su profesión, no a su empleador, mientras que los ejecutivos tradicionales mantienen la lealtad a su compañía y sienten que los demás deberían pensar igual.

10. Ignoran las reglas.

Los miembros de la generación “X” siempre están deprisa, luchan para obtener resultados y tienden a esquivar reglas y procedimientos. Están dispuestos a correr riesgos e innovar, incluso cuando ello pueda enloquecer a un instructor.
Los miembros de la generación “X” no dudan en criticar los estilos de administración de los ejecutivos tradicionales y con frecuencia se quejan de ello. Dicen que los ejecutivos tradicionales se saben el discurso pero no lo siguen; ponen poca atención en la participación y el trabajo en equipo.

Es más, consideran que muchas veces los ejecutivos tradicionales y los instructores a menudo piensan: “Estamos en lo correcto, ellos están mal”, y tratan de cambiar la actitud de los jóvenes.

Con frecuencia el primer error que se comete al tratar de capacitar a un integrante de la generación “X” es suponer que él o ella se parecen a un ejecutivo tradicional. El segundo error consiste en tratar de cambiar a toda costa su mentalidad. El tercer error es garrafal y tiene que ver con el hecho de dar demasiada importancia a las diferencias generacionales.

Douglas Coupland, escritor canadiense, popularizó el término Generación X en su novela “Generation X: Tales for an Accelerated Culture” publicada el 11 de marzo de 1991, que fue aclamada por la crítica al capturar el momento de la gente de aquel entonces, para la cual el título resultaba especialmente apropiado. Sin saberlo, había hecho popular uno de los nombres de toda su generación (su edad coincidía aproximadamente con la de la Generación X). A raíz de esto, Coupland participó en una serie de anuncios promocionales de la MTV, leyendo fragmentos de su libro. A la “Generación X” también se la conoce a veces como Generación sin nombre. La sucesora de esta generación se conoce como la Generación Y.