Termino la crisis… al menos la mía

6 08 2009

nautrosferaEn estos tiempos y desde hace muchos años en los que hemos estado inmersos en una crisis de identidad más por la globalización que por otra cosa, un factor reciente nos amarga la cotidianidad, en lo que va de todo este año y buena parte del anterior una discreta crisis económica nos a venido golpeando a unos y a los otros ni cosquillas les hace.

La realidad es que me quede sin trabajo por lo que tuve que tomar casi todo un mes sabático, tiempo en el que ni ganas me daban de postear nada, de hecho desde que supe que perdería mi única fuente de ingresos no me daban ganas, y por si fuera poco, la Ciudad de México se enfermo de influenza sumiéndonos en una profunda crisis de salud de la que por suerte al parecer ya salimos pero no sin antes contagiar al mundo entero, cosas modernas de la globalización.

Y cuando nos decían no salgan de sus casas para no arriesgarse a pescar el virus, un fuerte temblor que nos trajo a la memoria aquel terremoto del 85 nos hizo salir a las calles hundiéndonos por unos instantes en una crisis emocional, no conformes gobierno y medios nos advierten sobre las probabilidades de caer en una crisis social…

Yo no se ustedes pero yo ya salí de mi crisis, la peor de todas, la que traía por dentro, a pesar de todo y con mucha facilidad pude conseguir un nuevo empleo, no me puedo quejar, la crisis que hacia mella en mi actitud termino. Todos pasamos por crisis independientemente de las que nos hablan los medios de información, todos llegamos a tener alguna crisis de familia, crisis de pareja, crisis laboral, crisis de lo que sea, lo importante es hacer a un lado esa sombra que no nos deja seguir adelante, tenemos que motivarnos y contagiar de esa especie de virus positivo a nuestros hijos y a los que nos rodean, no hacer caso de crisis imaginarias que tienen solución en un simple intercambio de palabras, hablar, transmitir ideas, que maravillosa solución.

Anuncios




Un problema

31 03 2009

Hablo por mi pero creo que más de uno pensará lo que yo, si, como todo mortal le temo a la muerte, pero más que a la mía misma, a la de los seres que quiero; recuerdo que antes de fallecer mi madre quien en unas cuantas horas cumple dos años de habernos dejado, tenia la horrible inquietud de ese momento, no quería que llegara jamás y procuraba no pensar en el asunto, en esos días era la persona más importante de mi vida y sabía que llegado el momento sería muy doloroso, y lo fue; sin embargo ahora es un poco peor, o mejor dicho, tres veces peor, tengo una esposa y dos hijos y no quisiera pasar por la experiencia, sólo lo siento por ellos cuando me vaya antes, así lo espero…

Pienso en esto porque en unas horas serán dos años sin mi madre, por lo regular no pienso en esto, y si pienso en ella cuando estaba con nosotros, conmigo, si acaso recuerdo cuando mi esposa me dijo que la viera después de su último momento, en su ataúd, decía que se veía en paz, no quise, porque no la quería recordar así, sin vida, quería tener sólo recuerdos de ella estando viva, tengo si acaso el recuerdo de su último apretón de manos unos días antes cuando la vi, el recuerdo de sus ojos mirándome, el de su beso en mi mejilla al despedirnos, pero pienso más en el resto de vivencias que compartimos, en los buenos momentos, no tanto como un recuerdo, sino como un pensamiento permanente que me recuerda lo importante que es disfrutar mi vida con mis seres queridos…

Sólo por hoy pienso en eso de perder a quienes se ama, que la muerte, esa si es un problema, uno que no tiene solución, lo demás… todo tiene solución.